Nuestro Blog

Los clientes que no dicen nada…


Todos buscamos aumentar nuestra cartera de clientes o mantener la que actualmente tenemos. Y todos los años tenemos metas que cumplir en base a las necesidades de la empresa. Invertimos… Leer más

Todos buscamos aumentar nuestra cartera de clientes o mantener la que actualmente tenemos. Y todos los años tenemos metas que cumplir en base a las necesidades de la empresa. Invertimos dinero y estrategias para lograr atraer clientes nuevos. ¿Pero cuanto inviertes en mantener a los clientes que ya tienes? ¿Sabes cuantos clients pierdes al año o en el mes?

Hay clientes de clientes. El que mas escuchamos es el que se queja de tu servicio. Hay algunos que publican en sus redes sociales lo mal que los trataron. Inmediatamente se ven las respuestas de estas empresas queriendo contactar a este cliente molesto por medio de mensaje directo u otra forma para recuperarlo. De alguna manera este cliente busca que lo contactes para que le solventes su problema y hay que agradecerle que te está alertando que algo pasa con tu negocio, con el servicio que se le ha prometido.

Pero hay un tipo de cliente al que debes tener mucho cuidad, es mas, todo el cuidad del mundo. El cliente que no dice nada. Ese tipo de cliente que por algún motivo no le gusta confrontar. Ese cliente que si lo tratan mal, se da la vuelta y por evitar una situación incomoda, se va. Lo malo de esto es que… ya no regresa. Jamas te diste cuenta que pasó. Por que se fue, quien lo atendió mal, cual fue el motivo por el cual te cambió por tu competencia. Este es el cliente al que hay que debes mantener contento. No digo que los otros no, pero este tipo de cliente es el que hace que pases y gastes mucho dinero en conseguir nuevos clientes.

Asegúrate que toda la cadena de personas que atienden a un cliente sepan lo importante que es mantenerlo. Incluyendo y sobre todo al personal de seguridad, Parece mentira pero se pierden tantos clientes por personas no ligadas directamente al servicio que prestas, personal sub contratado. No hay que confundir el estar vigilante a ser antipático. Como regla general debes de invertir todas tus energías para lograr que cada vez que te visita un cliente, sea una experiencia tan agradable, que quede motivado a regresar. Cada negocio tiene lo suyo. Si puedes lograr que todo momento que pasa en tu negocio logre sentirse especial, tendrás a un cliente para siempre.

Solo asegúrate de no perder a este tipo de cliente, por que no regresa.


Leave a comment

Your email address will not be published.